Chile decidió por amplia mayoría, que para tener un mejor país es necesario redactar una nueva constitución, dando paso a un proceso que será histórico.

En este escenario, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) emitió una declaración pública destacando el resultado del Plebiscito y comprometiéndose a colaborar.

(…) nos llevará a definir las bases de nuestra convivencia, razón por la cual todos debemos hacer nuestros mayores esfuerzos para que la nueva constitución sea producto del respeto, el diálogo, la colaboración y la construcción de grandes consensos”, señala el comunicado.

A renglón seguido, la CChC indicó que se sumará “a todos aquellos actores sociales que sin duda contribuirán a que el proceso que se inicia se lleve a cabo en un marco de paz social, libertad y tolerancia”.

“Sólo así estaremos a la altura del desafío que nos hemos impuesto como sociedad. Porque la nueva constitución puede ser determinante en las posibilidades de desarrollo de las personas y del país”, destacan.

Además, sostienen que de la calidad del proceso constituyente depende, por ejemplo, que el país pueda enfrentar con éxito la crisis económica y de empleo que lo azota.

“La inmensa mayoría de los chilenos valoramos la paz y la democracia como pilares esenciales para la construcción de un mejor país. Honremos la voluntad ciudadana, haciendo que estos valores prevalezcan y que la generación de una nueva constitución sea a su vez una instancia de acercamiento y reencuentro entre las personas”, remarcan desde la asociación gremial.

Por su parte, desde la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), principal gremio metalúrgico del país, subrayaron que el resultado del Plebiscito “abre la esperanza de un cambio positivo para Chile”.

El presidente la asociación, Dante Arrigoni, valoró “el pacífico proceso democrático de ayer y la alta participación ciudadana”, destacando que la nueva constitución “es una oportunidad para que el país consolide su camino al desarrollo”.

“Debemos tener una Constitución que una a los chilenos, que aúne voluntades en un proyecto de país moderno, y que nos motive a trabajar en el bien común”, añadió Arrigoni.

No obstante, el dirigente gremial afirmó que, en paralelo al proceso constituyente, es necesario que el país se ocupe de la reactivación económica y del empleo, que después de la pandemia resultará fuertemente afectado.

“Es el momento de poner en marcha una estrategia industrial a la altura de los desafíos que nos plantea el actual escenario. Las economías desarrolladas y la mayoría de los países con los que tenemos tratados de libre comercio nos llevan la delantera”, acotó.

“Si no hacemos nada, o muy poco, nos iremos quedando cada vez más rezagados y no tendremos los medios para poder cumplir con los objetivos y esperanzas que expresaron claramente los chilenos ayer en las urnas”, alertó.

 

Fuente: americaretail